Descubre cómo bajar el Ph del agua de tu piscina
31 enero, 2022
Ideas para jardines con piscina
1 junio, 2022

El cloro es el elemento con el que vas a desinfectar tu piscina, pero si no controlas sus niveles, puede provocar reacciones en los bañistas. Algunas de las más habituales son irritación de piel y ojos, fuerte olor… Por eso, hoy queremos contarte cómo bajar el cloro de la piscina de manera fácil. Desde Deymant Pools, constructores de piscinas en Madrid, te traemos 4 trucos infalibles.

¿Qué hacer para disminuir el nivel de cloro de la piscina?

Para saber si la piscina tiene un alto nivel de cloro que puede perjudicar tu salud, debes realizar los análisis pertinentes. El resultado te indicará tanto el nivel de cloro disponible como el total.

Así, en función de la gravedad del problema al que te enfrentes y el tiempo que transcurra antes de utilizarla, tus opciones son las siguientes:

1. No añadas más cloro

Si utilizas un alimentador o clorador, apágalo; si utilizas un flotador, sácalo del agua; si colocas una tableta en el skimmer, quítala. En principio, si la lectura de cloro no es muy elevada, con dejar de añadir cloro se resolverá el problema.

2. Deja que la radiación UV haga su trabajo

Si cubres tu piscina habitualmente, retira dicha cubierta un par de horas antes de bañarte. La radiación ultravioleta destruirá el cloro y, durante un día soleado y sin nubes, se agotará el 90 % en ese lapso de tiempo.

Asimismo, tal y como ya te hemos comentado, no agregues al agua más cloro mientras el sol hace su trabajo. Por otro lado, recuerda controlar con regularidad el agua y reanuda la cloración habitual cuando bajen las lecturas en el kit de análisis.

3. Incorpora un neutralizante a la piscina

Incorporar un neutralizante de cloro es una solución rápida si buscas cómo bajar el cloro de la piscina. No obstante, debes tener en cuenta tanto sus ventajas como sus inconvenientes antes de utilizarlo.

Los productos que se suelen utilizar son el sulfito y el tiosulfato de sodio, aunque hay otras alternativas con bisulfito y metasulfito de sodio.

Otra de las alternativas sin sodio es el peróxido de hidrógeno. Será efectivo siempre que el pH de la piscina sea superior a 7. En caso contrario, para poder usarlo necesitarás aumentar el pH.

Sea cual sea tu elección, sigue rigurosamente las indicaciones del fabricante y añade el neutralizador de manera gradual. Hacerlo de golpe puede acabar con todo el cloro. Nuestra recomendación es añadir la mitad de lo que necesitas y realizar diferentes análisis antes de añadir más.

4. Agrega agua nueva

Un proceso natural de disolución, aunque no es muy rápido, es añadir más agua al vaso de la piscina. El mayor inconveniente de este proceso es que es caro y lento.

La manera rápida de deshacerte del agua con exceso de cloro es lavar a contracorriente si dispones de un filtro DE o filtro de arena.

En definitiva, con estas indicaciones ya sabes cómo bajar el cloro de la piscina. Pero ante la duda, nuestra recomendación es que contactes con especialistas en mantenimientos de piscinas como Deymant Pools o que cambies el tratamiento de la piscina a sal. Una solución menos irritante y más ecológica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies